12 oct CÓMO DEJAR DE SUFRIR

dejar de sufrirPróxima misión : DARME CUENTA

Se dice que tenemos, aproximadamente, 60.000 pensamientos al día… a decir verdad, yo no me he parado a contarlos, pero digamos que ese es el volumen de pensamientos diarios.  Entre todo ese incontrolable caudal de pensamientos no todo es belleza, pureza y amor…. de hecho,  los pensamientos iracundos, coléricos, quejumbrosos o deprimentes  están a la orden del día y es fácil observarlos en los demás…familiares, compañeros de trabajo, amistades. Pero ¿y nosotros?  ¿Qué pensamientos son los que dominan?

Si bien es fácil reconocer o etiquetar a la amiga “enfadada con el mundo”, al familiar “quejica” o  al compañero “negativo” (sobre todo porque son las personas que tratamos de evitar), es algo más complicado darnos cuenta de nuestras propias creencias negativas o limitantes en el preciso instante en el que se producen.  Así pues, debemos aceptar que entre esos 60.000 pensamientos diarios que establecimos al inicio se nos cuelan un gran número de pensamientos tóxicos.
Independientemente del nivel de autoescucha en el que te encuentres (o creas que te encuentres), te propongo un ejercicio muy sencillo para comenzar una escucha activa de tu diálogo interno:

Toma una libreta y llévala contigo para escribir en ella aquellas creencias limitantes que encuentres en tu diálogo interno durante el día y, seguidamente, escríbela de nuevo con el significado totalmente contrario y en positivo:

  ES MUY COMPLICADO ENCONTRAR EMPLEO CON ESTA CRISIS

  ENCUENTRO MUCHAS OFERTAS DE EMPLEO PERFECTAS PARA MI    

¿QUÉ VAS A CONSEGUIR CON ESTE EJERCICIO?

  • Detectar la cantidad de creencias limitantes y negativas que te dices en tu día a día, autoconocimiento.
  • Reirte un rato intentando cambiarlas al positivo (cada vez será más fácil)
  • Ser más consciente de como te tratas a ti mism@ por ejemplo cuando te has equivocado:

            Yo por ejemplo me pillé diciéndome:

            • ¡SERÉ TONTA!

            ahora en lugar de eso me digo:

            • ¡QUÉ MARAVILLA HABERME DADO CUENTA!

         Cambiar tu energía porque la energía fluye donde va tu atención.

         Recuperar tu poder y estar más optimista, en consecuencia más saludable.

¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

Porque creemos que dejaremos de SER nosotros mismos.

¡GENIAL! porque de eso se trata!

Katherine Haldane
katherinehaldane@gmail.com