12 abr YO SÍ PUEDO

Todo empezó poniendo en práctica, con nuestro hijo Jay, las técnicas que iba aprendiendo en PNIT (PsicoNeuroInmunoTerapia). Desde que Jay empezó a hablar (hoy tiene tres años) nos dimos cuenta de que su primera frase limitante era  NO PUEDO: no puedo subir al columpio, no puedo subir a la silla, no puedo mil cosas…   Soy consciente de que los niños inventan bien poco y que siempre están muy atentos a nosotros (sus modelos) me di cuenta que era yo la que muchas veces decía no puedo y pedía ayuda a Isra. Por imitación, Jay hacía lo mismo.

Gracias Jay por ayudarme a ser cada día mejor.

Así que decidimos potenciar cada día su gran capacidad de intentarlo todo por sí mismo y advertirle de que si hay cosas que realmente no podía hacer por sí solo, es porque tendría que esperar a crecer más y algún día lo conseguiría.

Antes de comenzar los talleres  estuvimos practicando varias formas de llegar a Jay, hasta que encontramos la clave. Con alegría y diversión, cada momento lo vivía como un reto, como una oportunidad, y muy pizpireto nos miraba y decía: “YO SÍ PUERRO!”… y lo intentaba hasta conseguirlo.

En nuestro entorno ya se puso de moda el famoso “Yo si puerro!” de Jay y, en consulta, me iban llegando cada vez más niños y adolescentes en los que también observaba estos pensamientos de inseguridad que han aprendido copiándonos.

Finalmente, dimos forma al taller de niños  y niñas y resultó una experiencia genial!  Se potencia el compañerismo, la observación y el cuidado de los demás, prestar atención a cómo me expreso y a cómo me siento, y es fascinante acompañarles y poder observar sus caritas de sorpresa, cómo mejora su postura corporal y cómo cambia el tono de su voz al decir un YO SÍ PUEDO plenamente confiado.

Un día una de las participantes comentó que le había gustado mucho pero que también le hubiera gustado compartirlo con sus padres y ahí nació YO SÍ PUEDO FAMiLY, ¡Gracias Inés por tu gran idea!

Sencillamente, amplié el taller para dar cabida y potenciar el vínculo entre padres e hijos, para que juntos vivieran la experiencia de encontrarse sus miradas en otro espacio, con música, con sueños y retos que cumplir juntos, superando momentos de timidez.
Resulta enriquecedor ver como los padres se enfrentan a pequeños momentos de reparo por dar un buen ejemplo a su hijos. Dando por bueno el dicho de que  por ell@s lo harías todo!!!   Todos salimos beneficiados, más fuertes, confiados y dignos, más conscientes de nuestra gran capacidad tanto de relajarnos juntos meditando como de empoderarnos para conseguir un sueño.

Gracias a todos los que nos habéis acompañado hasta ahora y esperamos a tod@s l@s niñ@s y familias que quieran pasar un fin de semana de sorpresas, ilusión, amor y descubrimientos!

Katherine Haldane
katherinehaldane@gmail.com
No Comments

Post A Comment

*